+ Fuego del Padre +

Somos un grupo de jóvenes universitarios que estamos encendidos por nuestro amor a María y dispuestos por ello a entregarnos a Ella en todo lo que hacemos.


Queremos cambiar el mundo en que nos toca vivir. No nos conformamos con las formas y estilos de vida que nos ofrece la sociedad. Sabemos que le podemos pedir más a la vida y soñar con grandes ideales. El amor a Cristo y a María es el que determina nuestra forma de vivir en el mundo.


Además, somos conscientes de ser los hermanos mayores de la Juventud Masculina de Schoenstatt, por lo cual tenemos una responsabilidad respecto a nuestros hermanos Pioneros y Cruzados, lo que se concreta en ser ejemplo y ayudar a consolidar dichas ramas.


De esta forma nuestro estudio, nuestras formas de divertirnos, nuestras relaciones de pareja, nuestras amistades, nuestra forma de vivir en casa están determinadas por nuestro amor a María en el Santuario.


Nuestras actividades parten fundamentalmente de la vida de los grupos. Son grupos pequeños en los que la confianza permite profundizar con mayor facilidad en nuestra experiencia de fe. Sabemos que en el mundo de hoy es muy difícil vivir a Cristo en solitario. Necesitamos una comunidad que nos haga sentirnos iglesia.


Nuestra comunidad de jóvenes es ese lugar donde Cristo se encarna en nuestras vidas. De allí tomamos fuerzas para nuestro día a día. Dentro de la rama tenemos jornadas de formación, retiros y actividades apostólicas. Un proyecto que nos mueve mucho es Misión País, donde hacemos semanas misioneras por España. En ellas llevamos a muchos lugares de nuestra patria nuestra fe en Cristo y en María.


Durante el curso ofrecemos catequesis a niños y adolescentes, además de ayudar a los más necesitados. Estamos abiertos siempre a buscar dónde Dios quiere que entreguemos nuestro aporte.


Nuestro centro es el Santuario, tanto el de Pozuelo como el de Serrano. Allí la Virgen María nos transforma y nos envía a realizar aquello que Dios quiere de nosotros. Es nuestro hogar, a Ella llegamos con todo lo que tenemos en nuestro corazón.